Connect with us

Cine

Reseña: Creed II, una emotiva oda a Rocky IV

Esta secuela de Creed, ¿acertada o otra más del montón?

Published

on

Creed II

Warner Bros y Universal Pictures trajeron el largometraje Creed II, secuela de la existosa cinta del 2016. El filme reune una vez más a Sylvester Stallone y Michael B. Jordan en los roles estelares.

En 1985, el boxeador ruso Ivan Drago mató al ex campeón de EE. UU. Apollo Creed en un partido trágico que sorprendió al mundo. Contra los deseos del entrenador Rocky Balboa, el hijo de Apollo, Adonis Johnson, acepta un desafío del hijo de Drago, otro peleador peligroso.

Bajo la guía de Rocky, Adonis se entrena para el enfrentamiento de su vida, una cita con el destino que pronto se convierte en su obsesión.

Ahora, Johnson y Balboa deben confrontar su legado compartido, ya que el pasado vuelve para atormentar a cada uno de los dos.

Michael B. Jordan brilla una vez más en el rol del hijo de Apollo Creed.

Cuando Rocky IV debutó en la pantalla grande, fue la primera de dicha franquicia que pude apreciar en el cine. Junto con un ‘soundtrack’ que hasta el sol sigue siendo una inspiración para muchos, así mismo Rocky IV lo fue para mí. 

Rocky IV, a pesar de presentar una premisa trillada, fue muy funcional e inspiradora. Después de Rocky 1, esa cuarta entrega es la más famosa de la serie. Me atrevo a decir que hasta puede ser la más reconocida. 

Creed II, además de ser una emotiva oda a Rocky IV, funciona por ser un filme muy inspirador. Esto es algo muy extraño viniendo de una secuela, mucho más en estos tiempos.  

Sí, el filme recoge mucho de la cuarta entrega de Rocky pero es ese el corazón del filme. La trama gira en torno a los personajes que caracterizaron el filme del 1985. Una de las cosas por la que el filme sobresale es que supo capitalizar esa historia. 

Las escenas de pelea son de sumo gozo.

Creed II puede hasta considerarse una secuela directa de Rocky IV. Una vez comienza el filme, la primera cara que se puede apreciar es la de Dolph Lundgren en el rol de Iván Drago. Ahora, avanzado de edad y con un hijo, el personaje muestra un lado más humano. Eso como resultado de los eventos que transcurrieron en Rocky IV.  

Esto denota una historia bien confeccionada como secuela. La misma que en vez de enfocarse en el lado deportivo apela más a lo humano. A lo emotivo. El largometraje supo evocar empatía desde su primer acto. Cabe mencionar que hay mucho más humor que la primera cinta también, pero no es algo abrumador.

Eso es solo el inicio de la gama de situaciones emocionales que componen a Creed II. Desde problemas familiares, sociales, dentro y fuera del ensogado, la cinta toma el género de drama y se lo hecha en el bolsillo.

Dado a que la cinta presenta a un Drago que la vida lo ha golpeado más de lo que Rocky lo hizo, en esta ocasion vemos al ruso con un poco más de diálogo. Esta vez hay más para decir que solo ‘If he dies, he dies”o “I must break you”.  Aquí Drago tiene un encuentro cercano que su rival que lo marcó de por vida. Estos nunca se había visto las caras desde los eventos de Rocky IV. Por ello esa escena es una de las más nostálgicas de Creed II.

Florian Munteanu (derecha) interpreta a Viktor Drago, hijo de Drago.

Creed II supo darle cariño al trasfondo a los ‘villanos’ del filme sin tener que presentar una historia defraudante. Las razones de ser de dichos personajes son cortas y precisas. Nada elaborado que pueda manchar el legado en la pantalla grande de Drago. Todo lo contario. Lástima es algo que puede evocar los sucesos de Drago luego de Rocky IV.

Al igual que Creed, su secuela supo hacer un buen manejo de la nostalgia integrada en el filme. Para los seguidores de la franquicia, Creed II es un viaje al pasado ya que con la aparición ‘cameo’ de un personaje clave de Rocky IV, hace que esta secuela se sienta que estamos viendo dicho filme del 1985.

El primer filme de esta cinta fue dirigido y escrito por Ryan Coogler. Al este ya no ser parte de la saga de Creed uno se pregunta cuál podría ser el producto final sin su fórmula ganadora. El director de esta cinta Steven Caple Jr. supo lidiar con el libreto presentado y darle su toque al mundo presentado por Coogler. Desde algunas escenas artísticas que guardan similitud con la primera cinta, hasta las escenas de peleas, Caple hizo una labor para aplaudir.

Dentro de la sala que vi la cinta había una gran cantidad de personas. Pero cuando en realidad se dejó sentir ese puñado de gente fue en el esperado encuentro de Drago contra Creed. “Dale duro pa’ atrás c*ño!!, escuché decir a una señora en uno de los laterales de la sala.

Florian Munteanu como Viktor Drago es un ser impresionante.

Muchos vitorearon durante esa pelea. Eso denota que la labor de Caple Jr. fue de aplaudir ya que presentó un producto que hizo que la gente reaccionara como si fueran parte del combate. Tengo que admitir que yo internamente también lo hice en varias ocasiones.

Michael B. Jordan vuelve a hacer un papel de primera como el hijo de Apollo Creed. Este joven actor continúa demostrando versatilidad a la hora de tomar cualquier rol. Los mismos que logra dominar con facilidad.

Una vez más vemos a Sylvester Stallone en su icónico rol de Rocky Balboa. Al igual que su desempeño en Creed le ganó una nominación al Oscar, en Creed II hace una gran labor. Lo que puede que no ocurra es que le den esa nominación ya que, si dominó el rol, pero no presentó nada nuevo. Dicho eso, no implica que su intervención en la cinta sea una innecesario o desacertada. Todo lo contrario. Le seguimos cogiendo cariño a ese personaje que es sinónimo de cine.

Stallone, además de ser parte clave de este ‘spin-off’ de Rocky, fue quién coescribió el guion para Creed II. El actor de 72 años ha logrado ‘exprimir’ a este reconocido personaje y con Creed II demostró que hay Rocky pa’ rato.

Dolph Lundgren (izquierda) regresa a su rol de Ivan Drago, rival de Rocky Balboa en Rocky IV.

Las décadas transcurren y la próxima generación avanza, pero la saga “Rocky” continúa más que vigente.  Todavía me encuentro alentando al héroe para que cuando caiga pueda sacudirse y encontrar al campeón que reside dentro de él.

Creed II demostró que las secuelas son funcionales hoy día si se les da la atención correcta. Esto en un mundo donde dominan los remake, reboots, etc. Esta cinta extraída del mundo de Rocky puede considerarse como sobreano cierre a una historia muy bien trabajada. Una tercera parte podría caer en lo tonto, igual que Rocky III y Rocky V.

Creed II puede tomar prestado de la fórmula de la franquicia de Balboa, pero llega como una secuela con pocas sorpresas verdaderas. Si, la trama se torna en una trillada y predecible pero sus temas generacionales comprueban que hasta el sol de hoy tienen un impacto sólido.

En las palabras del rapero puertorriqueño E.A. Flow “te voy a dar duro y callaíto’ como Miguel Cotto”., eso mismo hace Creed II.

Da duro y callaíto’ a los muchos que puedan dudar del buen resultado final que es esta secuela.

Review 0
4 Reviewer
Dirección
Libreto
Elenco
Entretenimiento
Efectos Visuales
Users (1 vote) 1.3
What people say... Leave your rating
Sort by:

Be the first to leave a review.

User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

Creed II (PG-13)

Duración: 130 minutos
Dirección: Steven Caple, Jr.
Elenco: Michael B. Jordan, Sylvester Stallone, Tessa Thompson, Wood Harris, Phylicia Rashad, Dolph Lundgren
Guion: Juel Taylor, Sylvester Stallone

 

Continue Reading
Advertisement
Comments