Connect with us

Cine

Reseña: ‘Rogue One: A Star Wars Story’, un viaje de nostálgia abrumadora y forzada

*Advertencia: Reseña contiene spoilers.*

Published

on

*reseña contiene MUCHOS spoilers*

Disney y Lucasfilm presentaron el filme de mayor anticipación del presente año en ‘Rogue One: A Star Wars Story’, cinta que marca la primera de muchas películas dentro del nuevo universo cinematográfico de ‘Star Wars’.

Luego de la formación del imperio galáctico, la alianza rebelde recluta a Jyn Erso (Felicity Jones), hija de Galen Erso (Mads Mikkelsen), uno de los que contribuyó en el diseño del Death Star, el arma de mayor poder que posee el imperio.

La razón por la cual se contrata a Jyn es para que esta se una a un puñado de rebeldes liderados por Cassian Andor (Diego Luna). Estos tienen como encomienda el intentar robar los planos del Death Star para encontrar el punto débil del arma y así poder destruirla.

El filme comienza con la tradicional segunda toma que aparece en cada una de las películas de la saga en donde vemos el espacio y una nave que navegando por el mismo en dirección a un planeta.

La historia comienza cuando la nave mencionada arriba llega al planeta donde reside Osro uno de los personajes principales del filme.

Dentro de la nave se encontraba Orson Krennic (Ben Mendelsohn) acompañado de un grupo de soldados que vienen en buscar de Galen para que asista al imperio a terminar la construcción del Death Star.

Una vez este se opone, Krennic amenaza con llevarse a su esposa y hija de rehénes si Galen no decide regresar a terminar su labor para el Imperio.

De repente aparece la esposa de Galen que intenta ayudar a que no capturen a su esposo, pero es terminada en el acto por los soldados del imperio. Gracias a esto Jyn tenía instrucciones de lo que debía hacer si en algún momento su vida corría peligro y esto era que se refugirara un lugar especifico hasta que la vinieran a rescatar.

Luego de adulta, Jyn se encuentra bajo arresto y mientras esta es llevada a otra localización un grupo de soldados de la alianza la rescata antes de su traslado a otra institución carcelaria.

La razón de esta intervención es poder dar con el paradero de Galen quién en aparente arrepentimiento por ayudar con la construcción del Death Star, él mismo le creó un punto débil a la superarma.

Esta vital información, con la ayuda de Jyn, es la que los rebeldes buscan para poder poner fin al arma que ayudara a construir Galen y deshacerse del imperio.

Con excepción de varios momentos jocosos, ‘Rogue One: A Star Wars Story’ es un filme austero que carece de ese encanto que siempre sobresale en la mayoría de las películas sobre la ‘Guerra de las Galáxias’.


El filme fue estrátegicamente mercadeado ya que los tráilers se encargaron de presentar lo que se puede considerar los mejores momentos del largometraje que a su  vez sirve como entremedio para los episodios tres y cuatro de la saga.

Esta nueva entrega dentro del universo de ‘Star Wars’ no debería depender que la misma lleve este nombre y se supone que debe crear su propia identidad, algo que no transcurrió.

Dicho eso, el filme no es más que un vehículo de nostalgia por “ojo, boca y nariz” que empalaga, no llena las espectativas y carece de emociones que una vez pudieron haberse vivido en algunos cortes promocionales previos.

La cantidad de ‘cameos’ de cintas pasadas es uno que no tuvo su mejor manejo ya que muchos de estos fueron puesto en pantalla grande con el fin de evocar la nostalgía deseada por Disney desde que se mencionó la incepción de este filme.


Moff Tarkin, el cual es generado en computadora, es el más tiempo tiene en el filme debido a la naturaleza de la historia. Otras caras familiares son Cornelius Evazan, Princess Leia (también generada en computadora), R2-D2, C-3PO y Bail Organa.

K-2SO, lo que se puede considerar como el tradicional elemento cómico del filme, funciona de manera aceptable ya que mantiene una similitud a C-3PO pero con un poco más de personalidad y carácter que siempre le restaba a éste úlitmo.

Ahora, lo que la gran mayoría de los curiosos que van a ver la película se estan preguntando; cuanto tiempo sale Darth Vader y que rol tiene éste dentro del filme.

Como hemos reportado en el pasado, el rol del icónico villano no iba a ser de larga duración dentro del esperado filme y sus apariciones se iban a mantener a la mayor brevedad posible.  Lo sí era seguro era que el actor James Earl Jones iba a prestar su voz una vez más para el legendario personaje.

Su presentación en pantalla grande, la cual tiene una duración de 4 minutos y 3 segundos, no es una memorable, incluso en el desenlace del filme donde la película finalmente hace la esperada conexión directa con ‘A New Hope’.

La nueva oferta de personajes no tiene una que sobresalga de manera satisfactoria ya que, Chirrut Îmwe, quién se proyectaba como un personaje diferente a cualquier otro que se haya visto dentro de la saga de ‘Star Wars’ se limita solo a lo que se presenta en los tráilers, dejando a uno esperando más de el.

La ausencia de John Williams en la confección de la banda sonora del filme, y que en esta ocasión fue dirigida por Michael Giacchino, hace que ‘Rogue One’ no se sienta con un filme de la saga creada por George Lucas, ya que a veces la música de la cinta no crea, ni provoca esa emoción auditiva que engancha al espectador como en películas anteriores.

La buena labor viene por parte de Diego Luna y Felicity Jones quienes se proyectan como una “versión primaria” de Han Solo y Princess Leia debido a que la química entre ambos en la pantalla grande en una satisfactoria.

‘Rogue One’ provee varios momentos de entretenimiento pero el mismo se limita a eso, a la cantidad de ‘cameos’ y nostalgía incrustada a lo largo del filme.

La “Fuerza” no estuvo muy presente en esta película.

Reseña: ‘Rogue One: A Star Wars Story’

Duración: 2 horas y 5 minutos
Dirección: Gareth Edwards
Elenco: Felicity Jones, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Mads Mikkelsen, Alan Tudyk, Jiang Wen, Forest Whitaker, James Earl Jones (voz de Darth Vader)
Guión: Chris Weitz y Tony Gilroy (de una historia escrita por John Knoll y Gary Whitta)

 

Continue Reading
Advertisement
Comments